El coste ambiental que se incluye a la carne aumenta su precio.

carne

Según algunos estudios, la ganadería industrial padece graves problemas ambientales que recomiendan bajar el consumo de productos cárnicos y lácteos hasta un 50%.

A pesar de que año tras año más personas se convencen de que hay que ingerir menos productos cárnicos de cara a favorecer el medioambiente, así como su propia salud, también es verdad que el consumo de carnes y productos lácteos, de momento va en aumento.

Una investigación realizada por expertos de una universidad Alemana, nos dice que, añadir el coste ambiental a la carne, como por ejemplo los costes producidos por la emisión de gases con efecto invernadero, el uso de la tierra, el agua, el gasto energético y otras, haría que su precio aumentase casi en un 150% y los productos lácteos se encarecerían casi un 100%.

Los expertos también indican que, si se aplicara el incremento del coste ambiental a los productos de la ganadería ecológica, el aumento sería menor, y lo calculan entre un 40% y un 71% para los productos cárnicos y los lácteos, ya que los costes ambientales son menores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *