Sidra Asturiana

Algo de historia de la Sidra Asturiana

La palabra sidra proviene del griego sikera, que en latín pasó a llamarse sicera. Ya en asturiano, al principio empezó a pronunciarse sizra, acabando con el nombre como lo conocemos hoy en día Sidra.

La sidra es una bebida muy conocida en la península ibérica desde tiempos muy antiguos. Ya en la Alta Edad Media, concretamente entre los siglos VIII y IX se disponen de muchos documentos en los que se hace referencia a la misma.

Hay quienes creen que la sidra ya era conocida por los griego, hebreos y egipcios.

sidra asturiana
Sidra Asturiana

Preparación

En otoño empieza la temporada de la sidra con la recolección de las manzanas, que se llevan a los lagares donde son prensadas y trituradas. Se echan en los duernos donde son machacadas con unos mayos. Los restos de la manzana ya triturada o magayos se retiran y se guardan en maseras, unos recipientes de madera donde se dejan antes de ser pisados al día siguiente. Son prensadas entre vigas de maderas y el resultado de esa prensa es el zumo de manzana, una sidra dulce que se deposite en las pipas, unos recipientes de 450 litros. el proceso de prensado dura unos seis o siete días.

La sidra, depositada en toneles, se mantiene allí unos 6 meses para su fermentación, tiempo en el que constantemente, por la tapa, expulsará los gases y una espuma un tanto sucia. Para evitar que la fermentación se detenga, continuamente hay que andar llenando los toneles en la misma cantidad en que va saliendo ese gas y espuma. Se suele incluso hacer trasiegos, que es mezclar sidras de distintos toneles para obtener una sidra más homogénea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *