Licor de Hiervas de Ibiza

Algo de historia del Licor de Hiervas de Ibiza

El Licor de Hiervas de Ibiza es una bebida de lo más tradicional de dicha isla.

Su origen se remonta a la segunda mitad del siglo XIX. Época en la que los habitantes de Ibiza y Formentera elaboraban de manera tradicional sus bebidas espirituosas a partir de plantas aromáticas del entorno.

Por aquella época, los habitantes de dichas islas, no conocían los alambiques para la destilación. Entonces, la inmensa mayoría de los mismos, se dedicaban a la pesca, la agricultura y la ganadería.

Uno de ellos, viajaba con frecuencia a Barcelona con su pequeño llaüt para abastecer a la isla de productos de los que no disponían. Fue allí donde descubrió los alambiques y la destilación para elaborar las bebidas espirituosas de las Pitiusas.

Desde entonces, creó una pequeña destilería en Formentera, que en 1880 trasladó a Ibiza.

Las ventas fueron creciendo hasta el punto de que, alrededor del año 1930, ya exportaba su producto a Filipinas y Cuba.

Fué en esa época cuando aparecen en Ibiza otros productores. Algunas de estas fábricas, activas en la actualidad, conservan el método de elaboración artesanal de antaño.

licor de hiervas de ibiza
Licor de Hiervas de Ibiza

Ingredientes

500 ml de anís dulce.

500 ml de anís seco.

8 hojas de menta o hierbabuena.

Unas ramitas de tomillo.

Unas ramitas de romero.

Unas ramitas de ajedrea.

Unas ramitas de hierba Luisa.

Unas hojas de salvia.

La piel de 1 naranja.

Preparación

Esterilizaremos un tarro, poniéndolo en un recipiente con agua templada.

Iremos aumentando la intensidad del fuego hasta que llegue a hervir y dejaremos 10 minutos.

Sacaremos el recipiente del fuego, dejaremos templar un poco el agua y pasaremos el tarro a un año limpio, boca abajo, hasta que se seque por sí solo.

Cuando el tarro esté seco, pondremos dentro las hierbas indicadas, sin lavarlas.

Añadiremos los anises.

Lavaremos y cepillaremos bien la naranja, la pelaremos con cuidado, sacando sólo la parte de color, sin la parte blanca.

Cortaremos finamente la piel obtenida y la pondremos junto a las hierbas y el anís.

Taparemos herméticamente y dejaremos macerar unos 60 días en un lugar oscuro y fresco.

Pasado el tiempo de la maceración, colaremos el líquido, pasándolo por un lienzo fino ara que no pasen trocitos de hierbas.

Lo pasaremos a una botella, pondremos alguna ramita dentro como decoración y lo taparemos.

Listo para tomar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.