Limonada Leonesa

Algo de historia de la Limonada Leonesa

No se sabe bien cuando se empezó a preparar esta bebida, pues no existe ningún documento que la mencione, lo que se sabe es de boca en boca a través del tiempo.

Según algunas teorías, su origen fue en la ciudad de León, en el tiempo de las disputas entre cristianos y judíos.

Algunos dichos populares dicen que, durante la celebración de la Pascua en la Edad Media, los cristianos solían bajar al Barrio Húmedo (a la Judería), porque consideraban que los judíos eran los responsables de la muerte de Cristo e iban en busca de venganza (de ahí la expresión «matar judíos»).

Al estar prohibido el consumo de bebidas alcohólicas durante esos días, las autoridades, para intentar frenar estos ataques, permitían que en las tabernas cercanas se vendiera una bebida alcohólica rebajada (vino tinto rebajado con agua, limón y azúcar), o sea sangría, para que así con la borrachera se desistiera de esos ataques. En Ponferrada, la leyenda cuenta que durante la Semana Santa los judíos bajaban a bañarse al río Sil cuando un grupo de cristianos les dio muerte tiñendo el agua del Sil del color de la limonada.

En la Provincia de León, sobre todo en la comarca del Bierzo, cuando alguien va a tomar esta limonada dice que va a «matar judíos», según otros dichos populares procede del siglo XIV cuando el rey de Navarra Felipe IV decreta por el año 1306 la primera expulsión de los judíos. y la expresión «Limonada que trasiego, judío que pulverizo» ha evolucionado hasta nuestros días en la referida popular expresión.

limonada leonesa
Limonada Leonesa

Ingredientes

2 botellas de vino tinto

1/2 Kg de azúcar

4 naranjas

3 limones

1 o 2 plátano

2 o 3 canela en rama

Cointreau u otro licor

Agua

Preparación

En una olla o cazuela con gran capacidad, verteremos 2 botellas de vino.

Exprimiremos 4 naranjas y 3 limones y añadiremos el zumo obtenido al recipiente.

Añadiremos también la monda de 1 o 2 limones y de 2 naranjas.

Pelaremos los plátanos, los cortaremos por la mitad y los añadiremos a la olla.

Echaremos también 2 o 3 ramitas de canela.

Echaremos un chorrito abundante de algún licor, cosa que le dará un toque especial.

Para terminar, echaremos medio kilo de azúcar.

Revolveremos bien y a esperar.

Deberemos dejar la mezcla bien tapada en lugar fresco o en el frigorífico durante un mínimo de 3 días antes de consumir y además deberemos revolver la limonada al menos un par de veces al día, para conseguir que se mezclen bien todos los ingredientes.

Aprovechando que revolvemos la mezcla, podemos dar un sorbo para comprobar si es de nuestro gusto.

Por ejemplo, si está muy ácida podemos reaccionar sacando una monda de limón y añadiendo un poco de agua.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *