Sopaipas Cordobesas

Algo de historia de las Sopaipas Cordobesas

Las Sopaipas Cordobesas, o como también se les denomina, Asopaipas Cordobesas, son un dulce muy tradicional de la provincia de Córdoba, en España, cuyo origen se cree que vienen de la cultura Árabe-Andaluza, aunque hay quienes le dan origen Mozárabe, por la palabra xopipa, que significa “masa frita”.

Se trata de unas finas láminas de masa frita, muy fáciles de preparar, con pocos ingredientes y económicos.

Se suelen tomar mojadas en chocolate a la taza y son un buen acompañamiento para desayunos y meriendas, ya que dejan el estómago llego rápidamente.

Sopaipas cordobesas
Sopaipas Cordobesas

Ingredientes para 14 sopaipas

Para la masa de las sopaipas

100 ml de agua.

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra.

¼ cucharadita de sal.

150 gr de harina de trigo.

1 cucharadita de levadura química.

Para el baño de aguamiel

100 ml de miel.

25 ml de agua.

Para freír las sopaipas

Aceite de oliva virgen extra en abundancia para freír.

Preparación

Calentaremos el agua y la cucharadita de aceite en un cacito junto con la sal, y lo retiraremos antes de que llegue a hervir.

Mezclaremos la harina y la levadura en un recipiente amplio y hondo. Añadiremos la mezcla anterior en caliente y removeremos hasta que se integren bien todos los ingredientes.

Cuando nos cueste remover la masa, la empezaremos a remover con las manos.

Amasaremos todo bien hasta que consigamos una masa lisa y homogénea, que no se nos peque a las manos ni a la encimera.

Cubriremos la masa con un trapo y la dejaremos reposar durante unos 30 minutos.

Nos untaremos las manos con aceite, tomaremos pequeñas porciones de la masa y formaremos bolas con ellas.

Estiraremos cada bolita en una lámina y, con la ayuda de un rodillo aplastaremos hasta que queden bien finas.

Calentaremos el aceite para freír en una sartén, sin que llegue a humear.

Cuando esté caliente, freiremos todas las porciones de la masa, dándoles la vuelta para que se doren por ambos lados.

Retiraremos las sopaipas con una espumadera, dejando que escurran bien el aceite, y las pondremos sobre un plato con papel absorbente.

Para el baño de aguamiel, calentaremos en un cazo la miel y el agua.

Antes de que empiece a hervir, retiraremos el cazo del fuego, sumergiremos las sopaipas de una en una en el baño y nos aseguraremos de que queden bien cubiertas por todos sus lados.

Las retiraremos del aguamiel y las depositaremos sobre un plato o fuente de servir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.