Tortas de Algarrobo de Málaga

Algo de historia de las Tortas de Algarrobo de Málaga

Se trata de un postre típico en el municipio de Algarrobo, de donde le viene el nombre, en la provincia de Málaga, que se elabora siguiendo una receta que se remonta a la época de la ocupación árabe, y que conquistó a los malagueños hace varias generaciones.

Si bien durante siglos fueron un dulce reservado para ocasiones especiales, celebraciones y fiestas, con el tiempo se ha convertido en un dulce consumo diario, que casi todos malagueños han probado alguna vez.

En el pueblo de Algarrobo, hasta bien entrada la segunda mitad del siglo XX era tradicional que cada familia elaborara su propia receta, la cual se heredaba de madres a hijas. Preparaban la masa para esas ocasiones especiales y las llevaban a las panaderías para que las cocieran en sus hornos cuando estos ya habían acabado su jornada de elaboración de pan.

tortas de algarrobo de malaga
Tortas de Algarrobo de Málaga

Ingredientes para 8 tortas

0,5 vaso de aceite de oliva virgen extra

1 cucharadita matalauva (anís verde)

0,5 cucharadita ajonjolí

0,5 vaso vino dulce o vino Moscatel

Cáscara de limón

2 vasos harina de trigo integral

1 vaso azúcar moreno

1 cucharadita canela

1 pizca sal

Preparación

Calentaremos en un recipiente hondo el aceite a fuego medio.

Añadiremos la cáscara de limón y cuando empiece a calentarse comenzarán a salir burbujas y la cáscara de limón empezará a freírse.

Retiraremos del aceite cuando las cáscaras de limón hayan encogido.

Apagaremos el fuego e introduciremos la matalauva y el ajonjolí.

Después verteremos el vino sobre el aceite y así atemperaremos el aceite.

En un bol amplio añadiremos dos vasos de harina de trigo integral.

Echaremos un vaso de azúcar moreno, una pizca de sal y una cucharadita de canela.

Mezclaremos todos los ingredientes secos.

Verteremos el contenido del cazo en el bol y mezclaremos con la ayuda de una cuchara y después amasaremos con las manos.

Le daremos forma a las tortas y le pondremos a cada torta una almendra natural en el centro.

Hornearemos con el horno precalentado a 180 °C con calor arriba y abajo durante 15 o 20 minutos.

Las sacaremos del horno y las dejaremos reposar sobre una rejilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *