Torrijas de Ciudad Real

Algo de historia de las Torrijas de Ciudad Real

Según cuanta la historia, sobre las Torrijas de Ciudad Real, hace siglos, más en concreto, el siglo I d.c., el gastrónomo Romano Marcus Gavius, las menciono en uno de sus recetarios.

Ya en la Edad Media fue cuando las deliciosas torrijas se extendieron por toda Europa y se adoptaron como dulce típico de Semana Santa.

Si bien es verdad que hoy en día hay miles de versiones más modernas de este preciado dulce, siempre se las ha asociado al pan duro y a la escasez económica, ya que, antiguamente, era la manera de comer algo dulce y a la vez, aprovechar los restos de pan de días anteriores.

torrijas de ciudad real
Torrijas de Ciudad Real

Ingredientes

1 barra de pan duro.

600 ml de leche.

3 huevos.

Canela en polvo.

Canela en rama.

100 gr de azúcar.

Aceite de oliva virgen extra.

Preparación

Pondremos a hervir la leche con 2 ramas de canela y azúcar en un cazo.

Mientras la leche se caliente, cortaremos el pan en rebanadas de unos 2 cm de grosor.

Una vez que la leche hierva, la volcaremos en un plato hondo, para posteriormente ir empapando las rebanadas de pan.

En otro plato hondo, batiremos los tres huevos.

Calentaremos una sartén con aceite, a fuego fuerte, para que las torrijas se hagan rápidamente, y no se encharquen de aceite.

Con el aceite caliente en la sartén y los huevos batidos en otro plato, iremos mojando las rebanadas de pan en el plato de la leche, lo haremos de una en una para que se empapen bien.

Cuando estén blanditas, pero sin que se deshagan, las rebozaremos de una en una en el huevo batido, y acto seguido, las pasaremos a la sartén con el aceite caliente.

Cuando las torrijas queden doradas por un lado, las daremos la vuelta y esperaremos que se doren por el otro lado.

Una vez tostadas, las sacaremos a un recipiente donde previamente habremos puesto papel e cocina para que las torrijas suelten el aceite que les sobre.

Nada mas poner las torrijas en el plato, las aplastaremos rápidamente con una espátula y espolvorearemos con canela o azúcar, al gusto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *