Borrachos de Tarancón

Algo de historia de los Borrachos de Tarancón

Los borrachos de Tarancón son un dulce muy típico de la localidad de Tarancón, en la provincia de Cuenca.

Se caracterizan por tener una corteza muy crujiente y un interior relleno de un dulce almíbar de naranja.

Borrachos de Tarancón
Borrachos de Tarancón

Ingredientes

1 kg de harina de trigo.

6 huevos.

500 ml de aceite de oliva virgen extra.

500 ml de agua.

10 gr de levadura fresca.

200 ml de leche entera.

La ralladura de 1 limón.

500 gr de azúcar.

Azúcar glace para espolvorear.

Para el almíbar de naranja

2-3 naranjas.

300 gr de azúcar.

200 ml de agua.

Preparación

El almíbar

Lavaremos bien las naranjas y las secaremos.

Las exprimiremos, reservaremos el zumo y las pelaremos, intentando que no quede nada de la parte blanca del interior de la piel.

Cortaremos la piel de la naranja en tiras finas y las pondremos a cocer.

Cuando empiecen a hervir, las retiraremos y las refrescaremos con agua fría, así conservarán su bonito color.

Repetiremos la misma operación dos veces más.

Prepararemos un almíbar con la mitad de azúcar y la mitad de agua, poniendo a calentar hasta que el azúcar se disuelva y rompa a hervir.

Bajaremos el fuego, añadiremos las tiras de piel de naranja y coceremos a fuego muy bajo durante 1 hora.

Iremos vigilando el líquido, por si se evapora antes de que la piel de las naranjas esté bien cocida.

Pasaremos las tiras de piel de naranja por azúcar y dejaremos secar extendidas sobre una rejilla.

Borracho

En un recipiente o bol grande, verteremos la mitad de la harina.

Haremos un pequeño agujero en el centro como si fuera un volcán y añadiremos 5 de los huevos.

Añadiremos también el aceite y 250 ml de agua y empezaremos a amasar poco a poco con las manos.

Diluiremos la levadura fresca en la leche y la añadiremos también a la masa junto con la mitad del peso del azúcar y la ralladura de limón.

Iremos amasando poco a poco con las manos para que se integren todos los ingredientes, y acabaremos de añadir el resto de harina, agua y azúcar.

Reservaremos la masa tapada con un paño de cocina durante al menos 1 h para que doble su volumen.

Precalentaremos el horno a 180ºC.

Colocaremos la masa sobre una superficie como el mármol de la cocina y la extenderemos con la ayuda de las manos o de un rodillo.

Con la ayuda de un corta pizzas, recortaremos formas cuadradas de masa.

Para darles forma, pintaremos el centro con un poco de aceite, espolvorearemos con un poco de azúcar, colocaremos un poco de almíbar en el centro y doblaremos la masa en dos en horizontal.

Volveremos a doblar otra vez en dos en vertical, para obtener una forma de cuadrado.

Pintaremos los borrachos con un huevo batido y hornearemos durante 20 minutos hasta que queden bien doraditos.

Retiraremos los bollos del horno y los espolvorearemos con un poco de azúcar lustre para decorar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.