Empanadillas Dulces Toledanas

Algo de historia de las Empanadillas Dulces Toledanas

Las Empanadillas Dulces Toledanas son unos riquísimos dulces que en la antigüedad se solían preparar en épocas tradicionales como las fiestas navideñas, aunque tuvieron tanta aceptación, especialmente en la provincia Toledana, que hoy en día se pueden encontrar durante todo el año en confiterías de dicha provincia.

Es una deliciosa masa que se deshace en la boca con cada bocado que se le da. Tiene un sabor de lo más rico gracias a su toque de canela y su relleno de cabello de ángel.

empanadillas dulces toledanas
Empanadillas Dulces Toledanas

Ingredientes

500 gr de harina de trigo.

300 gr de manteca de cerdo en pomada.

100 gr de azúcar.

100 ml de vino blanco.

1 Cucharadita de canela molida.

1 Huevo.

500 gr de cabello de Ángel.

Mezcla de trocitos de Almendra cruda y Azúcar perlado.

(Si no encontramos el Azúcar perlado pondremos solo los trocitos de Almendra cruda)

Preparación

Pondremos en un recipiente amplio la pomada de manteca de cerdo y la amasaremos con la mano o con una espátula para que quede un poco más cremosa.

Añadiremos al recipiente el azúcar, el vino blanco y la canela molida.

Trabajaremos la mezcla con la espátula o la mano hasta que todos los ingredientes queden bien mezclados.

Añadiremos la harina en 2 o 3 veces, sin dejar de remover hasta que quede todo bien mezclado, cosa que habremos conseguido cuando veamos que la masa queda blandita y que no se pega a las manos.

Extenderemos un trozo de papel film en la mesa de trabajo y verteremos la masa sobre el mismo.

Extendemos la masa un poco con la mano y la envolvemos con el papel film para que no le entre nada de aire.

La dejamos reposar en la nevera un mínimo de 5 horas y mejor de un día para el otro.

Sacaremos la masa de la nevera, pondremos un poco de harina en la zona de trabajo y colocaremos la masa sobre la harina y encima de la masa también pondremos un poco de harina.

Estiraremos la masa con un rodillo dejándola con un grosor de unos 4 a 6 mm.

Cortaremos círculos de unos 8 a 9 cm de diámetro.

Con la masa que nos vaya sobrando, la volveremos a amasar y estirar para seguir sacando piezas.

Pondremos el cabello de ángel en una manga pastelera.

Colocaremos un poco de cabello de ángel sobre cada circulo e iremos cerrando las empanadillas, presionando un poco el extremo para que queden bien pegadas.

Cuando tengamos todas las empanadillas preparadas, prepararemos una bandeja plana con papel de horno por encima.

Batiremos bien el huevo.

Pincelaremos con huevo una a una todas las empanadillas, solo por la parte de arriba, y pondremos la cara pincelada de la empanadilla sobre la mezcla de granillo de almendra y azúcar perlado, dejándolas caer con un poco de fuerza para que se le queden pegados al huevo.

Pondremos las empanadillas sobre la bandeja de hornear.

Cuando tengamos la bandeja llena, las pondremos a hornear con el horno precalentado a 180ºC, con calor arriba y abajo.

Hornearemos entre 15 y 18 minutos, o hasta que las veamos doraditas.

 Las retiraremos del horno y las dejaremos enfriar sobre una rejilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *