Panecillos de San Antón de Madrid

Algo de historia de los Panecillos de San Antón de Madrid

Los Panecillos de San Antón de Madrid, también llamados panecillos del santo, son como unas pastas que se venden en Madrid cerca de 17 de enero cuando se celebra San Antonio Abad. Suelen ser frecuentes en las pastelerías cercanas a la iglesia de San Antón.

En el siglo XIX eran muy habituales en las romerías del Santo. Después de la Navidad, son uno de los pastelitos más típicos de Madrid.

No nombre proviene de los panes que comía el santo ermitaño durante su ayuno y los esfuerzos que hacía por evitar las tentaciones.

Dichos panecillos se anunciaban en el Diario de Avisos de Madrid, de las ediciones del 16 de enero de 1830.

Es tradición que estos panecillos elaborados en la tahona se envíen a las autoridades civiles y eclesiásticas.

Según cuenta la tradición, hay que guardar un panecillo para el año siguiente con una moneda debajo para que no falte el dinero durante todo el año.

panecillos de san anton
Panecillos de San Antón de Madrid

Ingredientes

500 gr de Harina

2 Huevos

150 gr de Azúcar

125 ml de Aceite de oliva

250 ml de Leche

Ralladura de un limón

Un sobre de Levadura

7 u 8 gotas de aroma de anís

Preparación

Mezclar en un recipiente hondo un huevo entero más la clara del otro.

En un bol mezclar un huevo entero más la clara del otro (la yema se reserva) con el azúcar, la ralladura de limón y el aceite, después añadir la leche y el aroma de anís

En otro bol mezclar la harina con la levadura y añadirlo a la mezcla de los otros Ingredientes.

Amasar bien hasta tener una masa homogénea que no se nos pegue demasiado en las manos, si se pega ir añadiendo harina hasta que no se pegue.

Ir cogiendo pedacitos de la masa, hacer bolas de tamaño mediano y aplastar con la palma de la mano.

Colocar papel vegetal en la bandeja del horno y poner encima los panecillos dejando espacio entre ellos.

Con la punta de un cuchillo mojada con aceite, para facilitar la labor, hacer una cruz en medio de cada panecillo.

Pincelar los panecillos con la yema batida antes reservada y meter al horno primero a 150 Grados hasta que doblen su volumen con un vaso de agua en una esquina de la bandeja

Sacar el vaso de agua y subir la temperatura del horno a 200 GradosC.hasta que estén doraditos o poner unos minutos el grill con cuidado que no se quemen.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *