Pá-Nolí de Castellón

Algo de historia del Pá-Nolí de Castellón

El Pá-Nolí de Castellón, también llamada panoli en algunas ocasiones, es una torta típica en la provincia de Castellón.

Se suele elaborar de tal manera que en el centro de la torta se coloca cabello de ángel o dulce de boniato y se toma como crepe relleno.

Según se cree, su nombre podría provenir del valenciano/catalana pa amb ali, que significa pan en aceite. Aunque a lo largo de la provincia puede tener varios nombres, según su relleno.

Según la mayoría de fuentes, el nombre proviene del término valenciano, ya que en dicha comunidad existe un bollo llamado «pa en oli» y la propia Real Academia Española (RAE) reconoce el origen de panoli a su etimología valenciana en el diccionario.

Podemos encontrar incluso, referencias al término en la obra valenciana Tirant lo Blanc, considerada como la primera novela caballeresca, publicada en 1490, y que fue escrita por el valenciano Joanot Martorell.

pa-noli de castallon
Pá-Nolí de Castellón

Ingredientes

200 ml de Aceite de Oliva

Ralladura de la piel de ½ limón (sin la parte blanca)

200gr de Azúcar (más un extra para rebozar)

15 gr de Anís en grano

400 0gr de Harina

Preparación

Pondremos en un recipiente hondo aceite, azúcar, la ralladura del limón y el anís.

Mezclaremos todo bien e iremos añadiendo la harina a cucharadas, poco a poco.

Una vez añadido todo, continuaremos amasando hasta que esté todo bien integrado.

Sacaremos la masa del recipiente y la pondremos sobre la superficie de trabajo que, anteriormente habremos enharinado.

Precalentaremos el horno a 200º.

Estiraremos la masa con un rodillo dejándola de 1cm de grosor, si se nos pega, espolvorearemos el rodillo con harina.

Con un cortapastas redondo, iremos sacando las formas y las colocaremos sobre papel de hornear en la bandeja del horno.

En el centro de cada forma, tomaremos un pellizco con los dedos y levantaremos haciendo una pequeña montañita.

Hornearemos durante unos 20 minutos.

Sacaremos del horno, dejaremos unos minutos sobre la misma bandeja y después las pasaremos a una rejilla para que enfríen un poco y se endurezcan.

Aún en calientes, los rebozaremos en azúcar y dejaremos enfriar por completo antes de servir.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *