Panquemado o Mona de Alberic

Algo de historia del Panquemado o Mona de Alberic

El Panquemado o Mona de Alberic, es un dulce de los más tradicional en la localidad de Alberic (Valencia), hasta tal punto que tiene su propia fiesta “Fiesta del Panquemado”. Una festividad que se celebra cada 8 de octubre, víspera de la festividad de la Comunidad Valenciana, donde por costumbre, el Gremio de Horneros regala a sus vecinos un vaso de chocolate con un Panquemado.

Según cita una leyenda milenaria, este postre se remonta al año 1180, cuando la hija del señor de las tierras de la Taha de Alberic, enfermo justo antes del día de su boda. No podía comer nada. Después de buscar todas las soluciones posibles, una anciana judía, ofreció un manjar desconocido hasta ese momento que la hizo sanar rápidamente.

Dicho comestible recibió el nombre árabe de “la mona de Alberic”.

panquemado
Panquemado o Mona de Allberic

Ingredientes para 4 personas

12 gr de levadura fresca de panadería.

70 ml de leche.

60 gr de azúcar.

50 ml de aceite de oliva virgen extra.

La ralladura de 1 limón.

La ralladura de 1 naranja.

Un chorrito de anís dulce (opcional).

Una pizca de sal.

300 gr de harina de fuerza.

3 huevos.

Azúcar para untar.

Preparación

Pondremos a calentar la leche en un cazo, desmigaremos la levadura fresca en la leche, la mezclaremos bien para disolverla y la dejaremos fermentar unos 15 minutos.

Mientras tanto, mezclaremos las ralladuras de naranja, la de limón y el azúcar en un recipiente grande.

Batiremos con 2 huevos, el aceite, el anís (si usamos) y la mitad de la harina.

Añadiremos la leche con la levadura, mezclaremos y añadiremos el resto de la harina, seguiremos mezclando, añadiremos la sal y seguiremos mezclando.

Trabajaremos la masa hasta que todo esté incorporado y amasaremos durante unos 10 o 15 minutos, hasta lograr una masa homogénea, lisa y elástica.

Formaremos una bola y la colocaremos en un recipiente grande engrasado con aceite.

Taparemos y dejaremos levar unas dos horas, hasta que doble su tamaño.

Deshincharemos la masa sobre una superficie ligeramente engrasada y la volveremos a amasar un poco.

Formaremos una bola y la colocaremos en una bandeja de horno con papel sulfurizado.

Batiremos el huevo restante y pintaremos la masa.

Dejaremos levar de nuevo hasta que doble su tamaño, en un lugar sin corrientes.

Precalentaremos el horno a 200ºC, volveremos a pintar con huevo batido y cubriremos con azúcar al gusto.

Hornearemos durante unos 25 minutos, hasta que esté bien tostado por fuera, pero sin quemarse.

Dejaremos enfriar sobre una rejilla antes de cortar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.