Perrunillas Extremeñas de Badajoz

Algo de historia de las Perrunillas Extremeñas de Badajoz

Se dice que el nombre de Perrunilla viene de hace siglos, en antiguas épocas de la trashumancia, cuando los pastores elaboraban una masa con harina de trigo sin refinar y agua que cocían al fuego. Con esta masa hacían tortas y las usaban para alimentar a los perros que acompañaban al ganado.

Las perrunillas tienen una forma parecida aquellas tortas, pero poco tienen que ver. Estos dulces llevan harina, huevos, azúcar y otros ingredientes como el anís o la ralladura de cítricos.

perrunillas extremeñas de badajoz
Perrunillas Extremeñas de Badajoz

Ingredientes para 28 perrunillas

250 g de manteca de cerdo

500 g de harina

150 g de azúcar blanca

ralladura de 1 limón pequeño

2 huevos L (usamos las yemas para la masa y las claras para pintar las perrunillas)

1 cucharadita de canela molida

1 pizca de sal

3 o 4 cucharadas de azúcar para decorar

Preparación

Precalentar el horno a 180 ºC.

Lavar y rallar la parte amarilla de la piel del limón, y reservar.

Derretir la manteca en el microondas ligeramente.

Batir la manteca con el azúcar hasta que esté integrada.

Incorporar las 2 yemas de huevo.

Reservar las claras para usarlas más adelante.

Añadir también la ralladura de limón y mezclar todos los ingredientes.

Agregar los ingredientes secos previamente tamizados, es decir, la harina, la sal y la canela. Trabajar la mezcla con las manos hasta obtener una masa uniforme y que no se pegue a los dedos.

Formar bolitas con las manos y aplastarlas un poco.

Intentar que sean todas del mismo tamaño para que se horneen de manera uniforme.

Engrasar la placa del horno con aceite o mantequilla para que no se peguen las perrunillas.

Disponer las perrunillas sobre la placa dejando algo de espacio entre ellas.

Pintarlas con la clara de huevo y espolvorearlas con azúcar por encima.

Esto creará una bonita y azucarada costra que les da mucha presencia.

Hornear las pastas a 180 ºC durante unos 15 o 20 minutos, dependiendo del grosor y del tamaño de tus perrunillas.

Cuando la parte de arriba esté doradita ya estarán listas.

Retirarlas de la bandeja con una espátula y dejarlas enfriar sobre una rejilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *