Sopa de Ajo del Bajo Aragón

Algo de historia de la Sopa de Ajo del Bajo Aragón

Hay una leyenda sobre la Sopa de Ajo del Bajo Aragonés que nos dice que, el rey Jaime I, que tenía su cuartel general en la provincia de Teruel, donde preparaba la conquista de Valencia, sufrió una misteriosa dolencia que los médicos no supieron ni diagnosticar ni curar.

Había una vieja de la zona que le aseguró que ella le podía curar si le daban una cabeza de ajos.

Nadie logró hallar dicha cabeza de ajos en toda la provincia de Teruel, pero, hubieron 3 jóvenes cristianos valientes y atrevidos que arriesgaron su vida para encontrar dicha cabeza de ajos en tierra de los moros.

De los tres jóvenes tan solo logró volver uno, pero volvió con 3 cabezas de ajos, uno por cada joven de los que fueron en la búsqueda de los ajos.

La vieja elaboró una pócima con los ajos, que se trataba de un humeante “perolico” de sopas que sanó al rey en cuanto comió su contenido.

sopa de ajo del bajo aragon
Sopa de Ajo del Bajo Aragón

Ingredientes para 4 personas

4 dientes de ajo

½ pan de pueblo del día anterior

1 litro de caldo o de agua

Aceite de oliva virgen extra

Pimienta molida

Sal

Preparación

Pelaremos los ajos y los aplastaremos en un mortero.

Cortaremos el pan en rebanadas muy finas.

Doraremos los dientes de ajo en una cazuela de barro con aceite hirviendo.

En el mismo aceite de los ajos, freiremos las rebanadas de pan y las reservaremos.

Volveremos a poner los dientes de ajo en la cazuela, rociaremos con el caldo o con agua y pondremos sal y pimienta al gusto. Dejaremos cocer durante 5 minutos.

Pondremos un poco de pimentón en el caldo y agregaremos el pan.

Dejaremos hervir durante 10 minutos y mezclaremos con la batidora hasta que la sopa quede fina.

Pondremos sal al gusto y serviremos caliente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *