Perdiz Estofada a la Toledana

Algo de historia de la Perdiz Estofada de Toledo

La provincia de Toledo es famosa por su arquitectura peculiar con monumentos como el Castillo de Alcázar, el Monasterio Cisterciense de Santo Domingo de Silos, y otros muchos, así también como por su deliciosa cocina. El estofado de perdiz se ha convertido en el plato típico y emblemático de dicha provincia. Hace muchas décadas, por los alrededores de la Catedral se desató el gusto por el guisado de perdiz que, hasta dicho momento, tan solo era degustado por los habitantes del lugar. El deporte de la caza atrajo a los visitantes, quienes conocieron este delicioso guisado, y lo pidieron cada vez más en sus visitas a la región, de tal manera que los restaurantes más tradicionales para comer “Perdiz a la Toledana”, los encontramos alrededor de la Catedral. Lo tradicional de este sabroso guiso es que no se usa sal en su aderezo y en su reemplazo se utilizan hierbas aromáticas que se impregnan en la carne para darle un suculento sabor y al cocerlo a fuego lento la carne queda tierna y jugosa. Si preferimos podemos acompañarlo con un buen vino, propio de la localidad.
perdiz estofada a la toledana
Perdiz Estofada a la Toledana

Ingredientes

Preparación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *