La Vieja Fresca

Algo de historia de La Vieja Fresca

La Vieja (Spariroma cretense), es uno de los peces más apreciados de Canarias y una de las especies más conocidas de la cocina tradicional del Archipiélago.

Su carne es muy delicada a la vez que apreciada, muchas veces comparada con la del marisco.

Desde mayo hasta noviembre es la época en la que más abunda en las costas canarias.

Muchos pescadores de la isla mantienen la tradición de utilizar como puntero en su cana de bambú o fibra un cuerno de cabra limado y pulido, con lo que obtienen más fortaleza en la captura de dicho pescado.

la vieja fresca
La Vieja Fresca

Ingredientes

1 o 2 viejas frescas.

1 cebolla.

1 tomate.

1 pimiento verde.

3 o 4 dientes de ajo.

Perejil.

Sal gorda.

Aceite de oliva virgen extra.

1 limón.

Preparación

Colocaremos abundante agua en un caldero junto con una cebolla grande pelada y cortada por la mitad, el pimiento y el tomate, limpios y cortados en tiras o trozos, los dientes de ajo enteros, el perejil y suficiente sal.

Una vez que comience a hervir el agua, sumergiremos el pescado, limpio de vísceras, pero entero y sin desescamar, para que se sancoche en ese caldo.

Pondremos a fuego medio durante unos 10 o 15 minutos, dependerá del tamaño de pescado, estando atento durante todo el tiempo para que no se nos pase.

Escurriremos el agua, lo colocaremos en el plato y le verteremos un poco de aceite al gusto con unas gotas de limón.

Para comerlo, retiraremos las escamas con la ayuda del tenedor.

Podemos acompañarlo con unas papas arrugas y un poco de mojo de cilantro.