Hornazo de Salamanca

Algo de historia del Hornazo de Salamanca

Se trata de uno de los productos más típicos de la provincia de Salamanca, cuyo origen inicial pudo ser como alimento de los pastores.

También hay que decir que su popularidad se vincula con la celebración del Lunes de Aguas, que se celebra el lunes siguiente al Lunes de Pascua, desde al 1543, durante el reinado de Felipe II.

Desde el 2004 está protegido como marca de garantía con la denominación de «Hornazo de Salamanca» y en su elaboración se han de cumplir lo establecido en su reglamentɔ.3​4​

Es un plato de lo más exquisito en cualquier época del año.

hornazo de salamanca
Hornazo de Salamanca

Ingredientes

Para la masa

500 gr. de harina de fuerza de trigo

100 ml. de agua templada

50 ml. de vino blanco

30 ml. de aceite de oliva virgen extra

60 gr. de manteca de cerdo ibérico

25 gr. de levadura de panadería

2 huevos

10 gr. de sal fina

1 cucharada de postre de Pimentón de la Vera (dulce)

Papel de horno/ Rodillo para extender la masa/ Rodillo para enrejado de la masa

Para el relleno

500 gr. de lomo de cerdo adobado

150 gr. de chorizo ibérico (grueso)

120 gr. de jamón serrano (grueso)

Ablandaremos la manteca de cerdo, con un golpe de microondas, unos 30 sg, serán suficientes.

La masa la podremos hacer directamente sobre la encimera, previamente enharinada, o en caso de no manejarnos bien, prepararla en un bol grande.

Echaremos en él bol la harina de trigo, haciendo un hueco en el centro, donde añadiremos el vino blanco, el agua templada, la manteca, la levadura, el aceite, un huevo, y una cucharada de Pimentón.

Comenzaremos a mezclar con un tenedor, y salaremos la masa y en cuanto coja consistencia, seguiremos con las manos (ligeramente enharinadas). Cuando veamos que va cogiendo elasticidad, la pasaremos a la encimera (con harina) y seguiremos trabajando con las manos.

Deberemos obtener una masa homogénea y elástica.

La colocaremos en un bol, taparemos con un paño limpio y dejaremos unos 30 minutos, para que doble su volumen aproximadamente.

Pasado este tiempo, retiraremos la masa.

Pondremos a precalentar el horno, 10 minutos a 220º C.

Le daremos a la masa un par de meneos y la dividiremos en 2 partes.

De cada una de estas partes, quitaremos un poco de masa, para luego hacer el enrejado decorativo.

Sobre papel de horno, extenderemos una de las masas, ayudándonos de un rodillo. Recortaremos los bordes, para que nos quede una base rectangular.

Preparación del Hornazo de Salamanca

Sobre la base, iremos colocando el chorizo ibérico, luego el lomo adobado y finalmente el jamón.

Extenderemos otra parte de masa y colocaremos sobre el relleno.

Recortaremos, y cerraremos el contorno usando los dedos. Para que no se abra el hornazo durante el horneado.

Extenderemos la masa sobrante, para hacer la “rejilla” decorativa que suele llevar el Hornazo tradicional.

Finalizado el proceso. Batiremos el huevo restante y lo pasaremos sobre la masa del hornazo, para que coja su característico tono dorado durante el horneado.

Horneado y presentación final del Hornazo

Pasaremos ahora el hornazo a la bandeja del horno.

Pincharemos la masa con un tenedor, para que respire en el horno.

En posición central, con función calor total, hornearemos unos 30 minutos a 220ºC.

Este tiempo es orientativo, ya que cada horno es un mundo. Así que tendremos que ir comprobando que vaya cogiendo cuerpo la masa, y que tampoco se queme.

Si vemos que se tuesta demasiado la parte superior, pondremos un poco de papel de aluminio, y así reduciremos el calor sobre esa zona.

Pasado el tiempo, retiraremos el hornazo y dejaremos reposar. Lo normal es consumirlo templado o frío.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *