Calsots de Tarragona con Salsa de Romesco

Algo de historia de los Calçots de Tarragona con Salsa de Romesco

El origen de los calçots es a día de hoy una incógnita. Hay quien dice que los descubrió un agricultor del municipio de Valls, en la provincia de Tarragona, y otros dicen que se descubrieron en el imperio Romano, donde parece ser que se han descubierto unas pinturas en Brigetio(Hungria).

Nosotros, teniendo en cuenta que los presentamos como una receta de la provincia de Tarragona, nos guiaremos por el agricultor de Valls.

Se dice que el descubrimiento se debe a un agricultor de Valls apodado «Xat de Benaiges».

A finales del siglo XIX, quemó unas cebollas viejas en el fuego, y en lugar de tirarlas las peló y probó, descubriendo que su interior era muy dulce y poco fibroso.

Se dice que el mismo Xat de Benaiges ideó la salsa Salvichada, que acompaña a los calçots.

calsots con salsa de romesco
Calçots de Tarragona con Salsa de Romesco

Ingredientes para 2 personas

2 manojos de calçots (cebolletas)

2 tomates maduros

1 ñora

20 gr de almendras tostadas

1 cabeza de ajos

1 guindilla

Una rebanada pequeña de pan tostado

Media cucharadita de pimentón dulce

250 gr de aceite de oliva virgen

100 gr de vinagre de vino blanco

Sal

Preparación

Calçots al microhondas.

Evidentemente, los calçots es mejor hacerlos a la barbacoa, como es la manera tradicional, pero si no disponemos de la misma y queremos darnos el gustazo de comer unos calçots, los podemos hacer al microhondas, no quedarán igual, pero nos quitaremos ese gusanillo.

Primero pelaremos bien los calçots, les quitaremos las primeras capas y los limpiaremos bien para eliminar restos de tierra.

Se recomienda quitarles la parte del tallo.

Cuando los tengamos limpios, los pondremos con un poco de aceite de oliva en el microhondas, a unos 600 w hasta que se doren.

Los iremos vigilando para evitar que se nos quemen.

Preparación salsa de romesco

El día antes de la preparación, dejaremos las ñoras en remojo toda la noche.

El día de la preparación, sacaremos las ñoras del agua y les quitaremos las pepitas y la piel.

Pondremos los tomates lavados en una fuente apta para microhondas, les haremos una cruz en la parte de abajo con un cuchillo en la piel para que no reviente, cortaremos la cabeza de ajos por la mitad, los pelaremos y los pondremos un poco de sal y unas gotas de aceite, introduciremos al microondas a 600 W. durante 4-5 minutos y dejaremos que se enfríe todo.

Pelaremos los tomates y les quitaremos las semillas.

Pondremos en el vaso de la batidora los tomates, los dientes de ajo, las almendras tostadas, el pan tostado, la pulpa de la ñora, el pimentón, el vinagre, el aceite y la sal y batiremos a máxima potencia.

Si nos queda muy espesa, podremos poner un poco más de aceite y vinagre.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *