Paella Valenciana

Algo de historia de la Paella Valenciana

La Paella Valenciana nace en las zonas rurales de Valencia entre los siglos XV y XVI, por la necesidad de los campesinos y pastores de una comida fácil de preparar y con los ingredientes que tenían a mano en el campo.

En sus orígenes los ingredientes de la paella eran, las aves, el conejo de campo o liebre, las verduras frescas que se tuvieran al alcance, arroz, azafrán y aceite de oliva que se mezclaban en la paella con el agua y se cocinaban lentamente a un fuego efectuado con leña de ramas de naranjos, que al mismo tiempo dan sabor y un olor característico.

En el Levante español, cuentan una historia que data de la Guerra de la Independencia acerca de un general francés, una paella y una mujer que la hacía. El general francés estaba tan impresionado por la mencionada paella que hicieron un trato: por cada nuevo plato de arroz, el general liberaría a un prisionero español. La mujer puso en marcha su imaginación y una gran capacidad de improvisación y cada día le hacia una paella diferente. Cuentan que consiguió liberar a 176 prisioneros.

paella valenciana
Paella Valenciana

Ingredientes para 4 personas

400 gr de arroz

½ pollo

½ conejo

16 caracoles (vaquetes)

100 gr de tomates

1 pimiento rojo

2 dientes de ajo

1 dl de aceite de oliva virgen extra

200 gr de garrofons frescos

100 gr de judías ferradura

2 l de agua

Perejil

Azafrán

Sal

Pimentón

Pimienta

Preparación

Pondremos aceite en la paella y la pondremos al fuego.

Cuando el aceite este suficientemente caliente, sofreiremos el pollo y el conejo troceados, dándoles vueltas para que se dore todo por igual.

Retiraremos los trozos de carne y los reservaremos.

En el mismo aceite, rehogaremos el pimiento cortado en dados, añadiremos las judías y los garrofons. Sofreiremos un poco y añadiremos los ajos y el perejil picados finos.

Antes de que tomen color, añadiremos el tomate rallado, rehogaremos un poco y pondremos el pimentón, removiendo vivamente, volveremos a poner las carnes y verteremos el agua caliente. A continuación, pondremos sal y pimienta.

Primero dejaremos cocer un poco a fuego vivo, después bajaremos el fuego, dejándolo a fuego medio. Debe cocer unos 40 minutos.

Comprobaremos el punto de cocción de las carnes, añadiremos los caracoles y una pizca de azafrán.

Volveremos a subir el volumen del fuego y echaremos el arroz, en forma de lluvia, intentando que se reparta bien. Dejaremos cocer durante unos 12 minutos.

Comprobaremos el punto de sal y de cocción.

Dejaremos reposar unos 5 minutos y serviremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *